La revolución de la Factura Electrónica en Europa: un Impulso para las PYMEs

Durante la pandemia, miles de autónomos recibieron prestaciones por cese de actividad, un salvavidas económico en tiempos de incertidumbre.

Mientras millones de autónomos y pequeños negocios de toda Europa se preparan para adoptar la factura electrónica, un estudio basado en datos recopilados de más de 10.000 pymes de todo el continente revela que la adopción de dicho sistema podría generar ingresos de 13.500 euros anuales por empresa.

El estudio «Facturación electrónica: el camino hacia una economía conectada», elaborado por Sage y presentado junto a CEOE y Analistas Financieros Internacionales (AFI), destaca cómo la facturación electrónica puede transformar la eficiencia de las pymes, mejorar el flujo de caja y aumentar significativamente la productividad. Según el informe, la facturación electrónica puede ahorrar hasta seis horas semanales respecto a la facturación tradicional, un beneficio crucial dado que siete de cada diez dueños de negocios deben gestionar sus facturas cada mes.

Mejora en la Gestión y Productividad

Un hecho notable del informe es que un 77% de los responsables de las pymes intervienen activamente cada mes para garantizar la puntualidad de los pagos, con cuatro de cada diez haciéndolo semanalmente. Las entidades que participaron en el estudio analizaron las barreras existentes para la adopción de la factura electrónica y cómo la colaboración entre el sector público y privado puede facilitar su implementación, permitiendo que las pymes aprovechen todos sus beneficios.

La adopción de la facturación electrónica optimiza los recursos, permitiendo a las empresas dedicar más tiempo a actividades productivas. Según el informe, este sistema podría liberar alrededor de 400 millones de horas al año, lo que se traduce en una mejora en la productividad laboral de la UE de hasta un 2,6% anual. Este aumento en la eficiencia tiene el potencial de impulsar significativamente el crecimiento económico en toda Europa.

Factura Electrónica: Un Componente Esencial

La factura electrónica se presenta como una herramienta estratégica para mejorar la eficiencia operativa de las pymes. No solo contribuye a la trazabilidad de las transacciones, sino que también mejora la productividad al reducir los retrasos en el procesamiento de facturas y mejorar el flujo de información. Este cambio abre oportunidades para que las pymes inviertan en nuevas tecnologías, incrementando aún más su eficiencia y competitividad.

Inversión en Software de Facturación

El informe también aborda el tema del software necesario para la facturación electrónica. Aunque la Ley Crea y Crece no establece un límite de facturas que pueden ser gestionadas a través del portal público gratuito, muchas empresas optarán por invertir en un software específico. Este tipo de software ofrece personalización y flexibilidad, permitiendo adaptar las funcionalidades a las necesidades específicas de cada negocio y facilitando la integración con otros sistemas y procesos internos.

La integración con sistemas existentes como ERP y CRM es crucial, ya que automatiza los procesos financieros y contables, reduce errores y mejora la eficiencia operativa. Además, el control y la seguridad de los datos son factores esenciales, especialmente para empresas que manejan grandes volúmenes de información sensible y operan en múltiples jurisdicciones con diferentes regulaciones.

Retorno de la Inversión

El informe de AFI indica que las pymes que inviertan en un software de facturación electrónica pueden recuperar su inversión inicial en el primer año. Tras dos años de implementación, los ahorros generados triplican y duplican respectivamente, en promedio, los gastos iniciales asociados a dicho software en la UE y España. Además, la adopción de la facturación electrónica reduce en un 44% el tiempo necesario para procesar facturas, lo que se traduce en un ahorro significativo de tiempo y recursos.

Conclusión

La facturación electrónica no solo mejora la eficiencia operativa y la productividad de las pymes, sino que también contribuye al crecimiento económico general de Europa. A medida que más empresas adopten este sistema, veremos una economía más conectada y eficiente, capaz de responder rápidamente a los desafíos y oportunidades del mercado global.

Desde FAR Asesores, ponemos a su disposición un equipo profesional que pretende dar respuesta a sus cuestiones legales, fiscales y económicas. Por último, esta noticia está elaborada a través de un articulo del medio Autónomos y Emprendedores. Puedes leer la noticia completa en el siguiente enlace.

Imagen de Freepik

You may also like

Leave a comment